Últimas reseñas


lunes, 27 de marzo de 2017

Deadman Wonderland #5

¡Buenas tardes minna!

Pues aquí vuelvo con un nuevo tomo de una de mis sagas favoritas: Deadman Wonderland. Además, el anime corta a mitad de este tomo, por lo que ya puedo continuar la historia *por fiiiiiin*. Vamos con la ficha y comenzamos la reseña.


Título: Deadman Wonderland
Saga: Deadman Wonderland #5
Guión: Jinsei kataoka y Kazuma Kondou
Traducción: Nathalia Ferreyra
Dibujo: Jinsei kataoka y Kazuma Kondou
Editorial: Ivrea
Género: Seinen
Páginas: 212
ISBN: 9788415680673
Precio: 8 €

Los Undertakers desbaratan los planes de Scar Chain y capturan a Nagi, el líder de la resistencia. Ganta queda hecho polvo pero, tras recomponerse, le pide a Senji que lo entrene para enfrentarse a la unidad Undertaker. Por otro lado, Shiro, deprimida por el enfado de Ganta, se encuentra con un misterioso chico llamado Toto Sakigami... ¡¡Está a punto de desatarse la guerra entre Scar Chain y los Undertakers!!

De acuerdo, comenzamos un poco explicando el final del tomo anterior. Tras darle un bofetón a Shiro, Ganta descubre que la chica tenía razón: el pen drive era un explosivo y Rokuro les había traicionado. Sintiéndose culpable por haber dañado a su amiga, Ganta debe aprender a usar su poder y ser más fuerte. Si no lo consigue, la guerra contra los Undertakers le matará.

¿Y cómo conseguirlo? Pidiendo ayuda al único que ha sido capaz de evitar el virus y ha podido matar a un Undertaker: Crow. Sin embargo, Senji no le pondrá las cosas fáciles. Llevará a Ganta al límite hasta que aprenda a usar de forma correcta su rama del pecado.

Por otro lado, Owl está bajo el poder de Genkaku, el monje Undertaker, que busca hundirle en la demencia y usarle contra sus compañeros. El enfrentamiento final está a punto de tener lugar y Shiro se ha visto envuelta. Tras conocer a un misterioso chico llamado Toto Sakigami, el deadman Mockingbird, es secuestrada por Genkaku y utilizada como cebo para Ganta.

Y ahí lo dejo. En este tomo conocemos a dos Undertakers más, aunque sus escenas protagonistas son pocas. Genkaku e Hibana siguen en su línea, siendo dos psicópatas más dentro de ese "circo de los horrores". Por fin Ganta decide aprender a usar su poder, una habilidad que hasta hace poco temía y repudiaba. En el final del tomo vemos una escena de su rama del pecado increíble, que dará historia para rato.

Por otro lado, nos presentan a Toto, o Mockingbird, un deadman que me da muy mala espina. Por lo que da a entender en sus diálogos, se alimenta de ramas del pecado, lo que yo traduzco como sangre de deadmen. La pequeña historia de Nagi y Karako llega a su fin, por lo que no creo que aparezcan más en la historia. 

Como siempre que hablamos del dibujo de este manga, nos encontramos con escenas muy MUY sangrientas (ese "muy" no sobra, es que es necesario jajajaja). La dinámica de la trama no baja el ritmo, con momentos realmente épicos, algunos protagonizados incluso por Ganta, nuestro protagonista debilucho. Con pequeñas viñetas cómica con monigotes, la tensión entre capítulos se mantiene. También tenemos la historia de Genkaku, cómo llegó a ser así de psicópata.

Sinceramente, necesita ya el siguiente tomo, porque la trama se está viniendo arriba muy rápido. Ya sé que me repito mucho, pero es que la escena final de Ganta usando su poder me ha dado mucho hype. Espero sinceramente poder leerlo pronto.


Nota: 6/6



Otros títulos:






No hay comentarios:

Publicar un comentario