Últimas reseñas


sábado, 2 de septiembre de 2017

Ten Count #3

¡Buenas tardes minna!

Por fin pude hacerme con el tercer tomo de esta serie, hasta el momento mi favorita en el género BL. La verdad es que no sé qué más contaros sobre esta historia que no haya dicho ya en las otras reseñas, pero quiero recomendarla sí o sí a la gente que le guste este género, porque vale la pena.


Título: Ten Count
Saga: Ten Count #3
Guión: Rihito Takarai
Traducción: Adrienne Beck
Dibujo: Rihito Takarai
Editorial: SuBLime
Género: Yaoi
Páginas: 178
ISBN: 978-14-21588-04-9
Precio: 11,55 €

While out on the town with Kurose, Shirotani daydreams about the younger man kissing him. His desire quickly overcomes his phobia of human touch, and he gives himself over to his counselor's hands for relief. Watch as the relationship between the corporate secretary and his counselor continues to boil over in this story of love and therapy.

Mientras está en la ciudad con Kurose, Shirotani sueña despierto sobre el joven besándole. Su deseo rapidamente supera su fobia hacia el contacto humano, y se entrega a las manos de su consejero con alivio. Mira cómo la relación entre el secretario corporativo y su consejero continúa calentándose en esta historia de amor y terapia.

Vale, recordemos un poco cómo acabó el tomo anterior. Shirotani había acabado en el apartamento de Kurose y, sin pretenderlo, manchó su traje debido a las caricias del chico en una zona "especial". Kurose, con la idea de comprarle un traje nuevo, le lleva de compras, mientras Shirotani, y su cuerpo, sigue recordando la noche anterior. 

Sin embargo, aunque su cuerpo quiere más de Kurose, su fobia hacia los gérmenes todavía es fuerte. Incapaz de besar a su consejero, Shirotani huye a su casa y a su rutina, aunque tanta aventura le sale cara: coge un resfriado que le deja en cama, débil. 

Kurose sigue acercándose demasiado, algo que Shirotani desea y teme a la vez. Las citas entre ambos se están volviendo algo habitual, aunque es algo raro entre un terapeuta y su cliente. Poco a poco, Shirotani comienza a darse cuenta de sus sentimientos, así del nombre que recibe la relación que se está formando entre ambos.

Y creo que de la historia no voy a contaros más. En el tomo anterior ya tuvimos una primera toma de contacto bastante subida de tono entre nuestros protagonistas. Esa escena se repite una y otra vez en la cabeza de Shirotani, lo que le lleva a momentos incómodos dentro de su pantalón que Kurose no duda en aliviar.

Por un lado, la fobia de Shirotani parece remitir cada vez que Kurose está cerca. Sin embargo, el impulso de desinfectar todo sigue siendo fuerte, por lo que el mero hecho de que sus lenguas entre en contacto es demasiado aún. Además, un extraño sentimiento de asco hacía sí mismo le hace pedirle a Kurose que se desinfecte después de estar con él.

La verdad es que del dibujo no puedo decir mucho más que ya no haya explicado antes. Las escenas subidas de tono no están completamente censuradas. La censura se basa en una línea blanca en el miembro masculino que realmente no tapa nada, pero sirve como censura oficial.

Una cosa que me ha llamado la atención es que nos siguen dejando pequeñas escenas sobre el pasado de Shirotani que quiero pensar que tienen que ver con su fobia, pero no terminan de dar muchas pistas, por lo que aún no puedo confirmar mi teoría.

Aunque este tomo me ha gustado y van dejado clara la relación que hay entre los protagonistas, siento que no han contado realmente nada. Mientras que en los otros la historia avanzaba mucho y pasaban muchas cosas, en este he sentido que me ha faltado algo. Pronto me haré con el cuarto, y el quinto sale en nada, ¡así que estad atentos!


Nota: 4/6


Otros títulos:





No hay comentarios:

Publicar un comentario