Últimas reseñas


jueves, 17 de agosto de 2017

Yo-Kai Watch #1

¡Buenas tardes minna!

Como bien dije en la reseña anterior, esta si es que la que ha elegido la cajita para leer jajaja. Se trata de Yo-Kai Watch, el manga relacionado con la famosa serie que últimamente está por todos lados (mi hermano pequeño está obsesionado con ella). Vamos con los datos y os cuento un poco más.


Título: Yo-Kai Watch
Saga: Yo-Kai Watch #1
Guión: Noriyuki Konishi
Historia original: LEVEL-5 Inc.
Traducción: Jesús Espí
Dibujo: Noriyuki Konishi
Editorial: Norma Editorial
Género: Shonen
Páginas: 192
ISBN: 978-84-67923-06-3
Precio: 8 €

Nathan Adams es un estudiante de quinto de primaria normal y corriente. Un día, mientras pasa por una arboleda, se encuentra con el Yo-kai mayordomo Whisper, que le entrega el “Yo-kai Watch”, un extraño reloj con el que puede ver a los Yo-kai. A partir de entonces, Nathan se irá haciendo amigo de ellos conforme resuelve sus problemas.

Vale, vamos un poco con la historia. Nathan, nuestro protagonista, es un chico de primaria que no destaca en nada. Como bien dice él, es del montón. Un día paseando encuentra un árbol, que supuestamente no estaba ahí, en cuya base hay una maquina expendedora de pelotas de plástico. Por curiosidad saca una, que resulta ser una bola de piedra. Cuando esta se abre, aparece ante él Whisper, un Yokai. Este le explica que, como Nathan le ha liberado, ahora será su mayordomo.

Y esto no es todo. Whisper le regala el Yokai Watch, un reloj que le permite ver a los Yokai e invocarles. A partir de ese momento, Nathan y Whisper buscarán amigos mientras resuelven los problemas que estos ocasionan. Todas las situaciones que no tienen explicación o que parecen casualidad se deben a un Yokai, por lo que tienen mucho trabajo que hacer.

Y no puedo contar mucho más de la trama. El trabajo de Nathan es hacerse amigo de los Yokai, los cuales muchas veces guardan rencor a los humanos por temas un poco estúpidos. Un sombrero olvidado, un mochi tirado a la basura... muchas situaciones que son una tontería pueden dar lugar a un Yokai, como se explica en esta historia.

Nada más conocerse, Nathan encuentra a su primer amigo Yokai: Jibanyan. Se trata de un Yokai gato que, cuando era un gato normal, fue atropellado y su dueña le llamó patético. Renacido como un Yokai, Jibanyan quiere enfrentarse a los coches para ser más fuerte y demostrárselo a su dueña. Sin embargo, los coches siempre le lanzan por los aires.

Pues situaciones como esta encontraremos en todos los capítulos. Un fallo que le he visto es que, al igual que en la serie de televisión, Nathan hace su presentación como chico corriente que ha conocido a Whisper, le tiene como mayordomo y posee el Yokai Watch. Esto en todas las primeras páginas de cada capítulo.

Una cosa que no me ha convencido tampoco es que, nada más conocer a Whisper, Nathan tiene un momento de shock pero, pasado el rato, está tan tranquilo con un Yokai al lado buscando otros. No sé, yo si me encuentro con un fantasma que me empieza a hablar a toda velocidad y me pone algo en el brazo, lo primero que hago es salir corriendo.

Antes dije que el Yokai Watch le permite invocarles. De acuerdo, os lo explico un poco. Cuando un Yokai reconoce a Nathan como amigo, el reloj crea una medalla de contrato. Con esta medalla, Nathan puede introducirla en el Yokai Watch e invocarle.

El dibujo es sencillo, sin escenas muy épicas o serias. La historia se centra más en la parodia, de ahí que muchos dibujos sean caricaturas, expresiones exageradas y conversaciones muy muy muy absurdas. Hay algunas escenas en las que Whisper me recuerda a Dobby jajajaja. El único dibujo que desentona un poco por su calidad de detalle es la invocación Yokai con el reloj.

La verdad es que es un primer tomo un poco introductorio, aunque he visto que los capítulos son siempre parecidos y no hay una trama principal que avance. Lo que más destaca es el humor infantil de la historia, más centrada en hacer gracia que en destacar los "encuentros" con los Yokai. Sinceramente, no sé si me haré con más tomos, el tiempo lo dirá.


Nota: 3/6









No hay comentarios:

Publicar un comentario