Últimas reseñas


miércoles, 30 de agosto de 2017

The World's Greatest First Love. The case of Ritsu Onodera #1

¡Buenas tardes minna!

Hoy os traigo la reseña de un manga que compré hace un tiempo en Madrid. Los que conozcáis el anime o el manga de Junjou Romantica, solo decir que esta historia es de la misma autora, de ahí que el dibujo sea igual. Se trata de The World's Greatest First love, o Sekaiichi Hatsukoi, y trata sobre una de las tres parejas del anime, la de Onodera y Takano.


Título: The World's Greatest First Love. The case of Ritsu Onodera
Saga: The World's Greatest First Love. The case of Ritsu Onodera #1
Guión: Shungiku Nakamura
Traducción: Adrienne Beck
Dibujo: Shungiku Nakamura
Editorial: SuBLime
Género: Yaoi
Páginas: 194
ISBN: 978-14-21579-16-0
Precio: $12.99

Tired of accusations that family connections got him his current position, Ritsu Onodera quits his job as an editor at his father's company and transfers to Marukawa Publishing. Once there, he is assigned to the shojo manga editorial department - something he has no interest in and no experience with! Having sworn he'd never fall in love again, the last thing he wants to do is work on love stories. To make matters worse, it turns out that his overbearing boss, Masamune Takano, is actually his first love from high school! 

Cansado de las acusaciones sobre que sus contactos familiares le han llevado a su posición actual, Ritsu Onodera deja su trabajo como editor en la compañía de su padre y se traslada a la Editorial Marukawa. Una vez allí, es asignado al departamento editorial de manga shojo, ¡algo que no le interesa y con lo que no tiene experiencia! Habiéndose prometido a sí mismo que no se enamoraría nunca más, la última cosa que quiere es trabajar con historias de amor. ¡Para empeorar las cosas, descubre que el déspota de su jefe, Masamune Takano, es su primer amor de instituto!

Vale, os cuento un poco. desde que comenzó en la editorial de su padre, Ritsu siempre tuvo que oír cómo sus compañeros le criticaban a sus espaldas el tener autores conocidos y muchas ventas debido a ser el hijo del jefe. Por ello, decide irse a otra editorial con el fin de demostrar que es tan válido como cualquier otro. Sin embargo, cuando le aceptan en la Editorial Marukawa, es asignado al departamento de manga shojo, Emerald. Dispuesto a durar un par de semanas e irse, Ritsu comienza como el nuevo entre un grupo de chicos famosos en la editorial.

Sin embargo, cuando descubre que Takano, su jefe, un tío borde, directo y dictador, es el chico que le rompió el corazón en el instituto, comienza una guerra entre ambos, cada uno dispuesto a quitarle la razón al otro. Lo que fue un malentendido dejó heridos a ambos, por lo que Takano le deja claras sus intenciones: va a hacer que Ritsu admita que está enamorado de él.

Dispuesto a hacer su trabajo y dejar la vida amorosa apartada, Ritsu da lo mejor de sí en Emerald, el lugar que se convertirá en su hogar y en el que descubrirá las diferencias entre ser editor de literatura y de manga. Para colmo, Yokozawa, el jefe de ventas, tiene mucha cercanía con Takano, algo que extrañamente afecta a Ritsu.

Y no sé qué más contaros sin llegar al spoiler, así que mejor no digo más. Os presento un poco a los personajes. Esta historia se centra principalmente en la relación entre Ritsu Onodera y Masamune Takano (lo más gracioso es que a uno le llamo por el nombre y al otro por el apellido, pero no pasa nada). Eso sí, el protagonismo de la trama se lo lleva Ritsu, al cual acompañaremos en todo momento. Cuando estaban en el instituto, Ritsu se enamoró a primera vista de Takano, su senpai. Tres años después, un momento de tensión hizo que se declarase y empezaron a salir. Sin embargo, cuando Ritsu confesó del todo sus sentimientos, Takano solo sonrió. Este gesto fue malentendido por ambos, por lo que de un día para otro sus vidas de separaron.

Y esto nos deja dos chicos heridos y que crecieron con esta herida. Ritsu no cree en el amor, es un pesimista y un borde. Takano apenas sonríe y es un hombre dedicado a su trabajo, famoso por sacar adelante al departamento de manga shojo de la editorial. Al principio, a Takano le quiere sonar la cara de Ritsu, pero tardan un poco en reconocerse, momento en el que el malentendido se aclara. Sin embargo, Ritsu no piensa confesar sus sentimientos, ya que no quiere volver a enamorarse y sigue resentido con su jefe. Para colmo, Ritsu quiere alejarse de él y descubre que viven en dos apartamentos contiguos.

Me hace mucha gracia el ambiente que hay en el departamento de Emerald. El equipo está formado por cuatro editores, Ritsu, Kisa, Tori y Mino, y el editor jefe, Takano. En la historia cuentan un poco el ciclo de edición. Todo comienza genial, se asignan los autores y comienza el trabajo. Todos radiantes y felices. Sin embargo, mientras avanza el trabajo, los mangakas no cumplen sus fechas y hay que pedir prórrogas. Cuando llegan al final, la nube de oscuridad, depresión, falta de sueño y mal olor son los protagonistas del departamento.

No sabría explicarlo muy bien, pero el dibujo de Shungiku es muy característico. Los personajes tienen los rasgos afilados, bien definidos sin ser musculosos y una gran expresividad en los ojos, un aspecto que destaca mucho en los rostros. Se podría decir que el dibujo típico del shojo ha adquirido un matiz más masculino, sin llegar a ser el tipo de trazo que encontraríamos en un Shonen de aventuras. No sé explicarme mucho sobre este aspecto, disculpadme. Abajo os dejo un par de fotos para que os hagáis a la idea. También hay muchas escenas graciosísimas porque les dibuja como monigotes con expresiones exageradas jajaja.

En general, es un primer tomo que sirve muy bien como introducción. Son tres capítulos, siendo el primero el encuentro entre personajes y su presentación; el segundo es el primer trabajo serio de Ritsu como editorial; y el tercero es un 2.5 que nos cuenta la historia del primer amor adolescente entre ambos. Espero poder hacerme con los demás, porque es una historia que me gusta mucho. ¡Son mega cuquis! ❤

 

Nota: 6/6




No hay comentarios:

Publicar un comentario