Últimas reseñas


miércoles, 12 de abril de 2017

Dead Dead Demons Dededede Destruction #1

¡Buenas tardes minna!

Hoy vengo con una nueva reseña de un mangaka que, oficialmente, puedo decir que es mi favorito (aunque después de Jinsei Kataoka, mi dios). Hablo de Inio Asano, creador de Buenas noches, Punpun y de esta historia que por fin puedo leer: Dead Dead Demons Dededede Destruction.


Título: Dead Dead Demons Dededede Destruction
Saga: Dead Dead Demons Dededede Destruction #1
Guión: Inio Asano
Traducción: Marc Bernabé
Dibujo: Inio Aasano
Editorial: Norma Editorial
Género: Seinen
Páginas: 196
ISBN: 978-84-67921-03-8
Precio: 8,50 €

El último trabajo de Asano nos sitúa en Tokio, siguiendo las vivencias de dos alumnas de instituto. Pese a sus ideas rocambolescas, lo realmente extraño es la situación en la que viven: la de la capital japonesa invadida por gigantescos platillos volantes…

Okey, vamos con la historia. Nuestras protagonistas, Kadode y Ontan, son dos chicas de instituto con una forma de ser bastante peculiar. Juntas contra el mundo, las dos viven en Tokio, una ciudad que vive bajo la inmensa sombra de una nave nodriza. Tres años atrás, la increíble mole apareció, provocando derrumbamientos de edificios y múltiples muertes, entre ellas la del padre de Kadode.

Sin embargo, la rutina que se instauró resulta aburrida para nuestras protagonistas, que quieren más acción en su vida. La nave nodriza manda drones de vez en cuando, que son destruidos por las Fuerzas de Autodefensa, pero realmente no hace nada. Y así, los días siguen pasando, mientras nuestras protagonistas continúan con sus vidas de instituto. 

Y la historia realmente no tiene más que contar. Acompañamos a nuestras chicas en su día a día: sus clases, las conversaciones con sus amigas, los paseos del instituto a casa... Una vida normal bajo la atenta mirada de la nave gigante. Sin embargo, nuestras chicas tienen unos gustos y personalidades realmente raros.

Kadode es una chica muy vaga, que se esfuerza lo mínimo para aprobar y que no se corta en tirarle los tejos a su profesor. Su madre, tras la muerte del padre de Kadode, entró en depresión y es una paranoica, por lo que su hija tiende a ignorarla.

Ontan, por su parte, es peor aún. Por un lado, es la que anima a Kadode a estudiar y salir de casa, pero es una chica con una mentalidad guerrillera, siempre hablando sin pensar y peleándose por todo. Está obsesionada con los juegos de guerra, con los que juega junto a Kadode, y su idea de futuro es ser una dictadora, ya que dice que la gente no es consciente de que tienen una nave alienígena muy aburrida sobre sus cabezas. Dice las cosas tal cual, sin cortarse, y es muy poco fina. Juntas, Kadode y Ontan forman el equipo perfecto.

Y creo que lo que más puntos le da a esta historia son ellas dos, ya que me he reído muchísimo con su forma de ser. Aunque Ontan es la que hace tonterías y es una bocazas, Kadode las mata callando, dejando caer pequeños comentarios con dobles sentidos que dejan ver su carácter pícaro y perverso. La trama, como se puede ver, gira en torno a sus vidas y su obsesión por la nave nodriza, la cual no hace nada. algo que las desespera.

Creo que algo que le quita un poco de diversión es que hay muuuuuuchas páginas sobre noticiarios, periódicos, revistas... mil viñetas con comentarios de los políticos, el gobierno... Nos hablan de qué planean hacer con la nave nodriza y cómo reaccionaron cuando apareció, pero a veces se me hacía un poco aburrido. Muchas veces, estas escenas aparecen porque Ontan sigue todas las emisiones vía radio.

El dibujo es un punto que sigue encantándome. La forma de dibujar de Inio es muy característica, fácil de reconocer. Es un estilo que se centra mucho en los detalles, mostrando de vez en cuando aspectos más exagerados para que llamen la atención. Nos encontramos con un manga Seinen básicamente porque se tratan temas un poco... adultos. Por ejemplo, en el tema de Kadode y su obsesión con el profesor, Ontan no duda en preguntarla cuándo piensa tirárselo, llegando a conversaciones muy bestias pero divertidísimas.

En general, es una historia que he leído sin saber lo que iba a encontrar, pero que me ha gustado mucho. Tiene momentos muy divertidos, con dos chicas realmente trastocadas que disfrutan la vida como si fuese el último día. Tiene algunas partes que, aunque necesarias, se hacen un poco aburridas de leer, pero en general es una historia muy dinámica. Al principio y al final tenemos dos mini historias sobre Isobeyan, una seta que adoran las dos chicas, y que tiene cierto parecido a Doraemon.


Nota: 6/6








No hay comentarios:

Publicar un comentario