Últimas reseñas


sábado, 8 de abril de 2017

Ajin #5

¡Buenas tardes minna!

Hace ya tiempo que no seguía con la saga de Ajin, por lo que, en mi viaje a Madrid, decidí comprar el siguiente tomo. Hoy toca la reseña de la quinta entrega, que vuelve a coger velocidad al fin.


Título: Ajin. Semihumano
Saga: Ajin. Semihumano #5
Guión: Gamon Sakurai
Traducción: Marc Bernabé
Dibujo: Gamon Sakurai
Editorial: Norma Editorial
Género: Seinen
Páginas: 192
ISBN: 978-84-67924-96-1
Precio: 8 €

Satô se dedica a destruir sin compasión, determinado a obtener derechos para los semihumanos mediante el terrorismo. Una ola de miedo hacia los semihumanos engulle el país entero. Y la aldea en la que trata de pasar desapercibido Kei no es una excepción. Su destino queda decidido en el instante en el que una bala asesina, cargada de sospecha, se dirige hacia él. Junto a un nuevo compañero, Kô Nakano, se mete de cabeza en una batalla solitaria de la que no hay marcha atrás.

¿Alguien me explica por qué la sinopsis de GoodReads es distinta a la del tomo? Bueno, qué le vamos a hacer. Hablemos un poco de cómo terminó el tomo anterior. Nakano, el protagonista de la cuarta entrega, busca a Kei para aliarse y acabar con Satô, pero termina encerrado en un camión abandonado. Satô, por su parte, comienza su revolución terrorista: estrella un avión en mitad de la ciudad.

Con el pánico llegando al límite, Kei debe huir del poblado donde se ocultaba, ya que los aldeanos le han reconocido y no dudan en atacarle. Aliándose con Nakano, huyen y deciden la mejor manera de frenar los pies a Satô.

Pero el criminal no se queda quieto: tras el accidente aereo, anuncia varias oleadas de terror: va a asesinar a varios miembros de la sociedad y, cuando acabe con la lista de muertes, se alzará con el poder en el país.

Y eso os contaré de la trama. Kei, tras verse descubierto, libera a Nakano y huyen del poblado. La población, alerta, no les permite parar en ningún lado. Al final, deciden tomar medidas desesperadas para acabar con el terrorista, el cual está en el punto de mira del gobierno. Lo que los altos cargos no saben es que no está solo, por lo que el primer asalto es un baño de sangre.

A ver, por un lado entiendo un poco el objetivo de Satô. El hombre busca que los semihumanos sean tratados como al resto de los ciudadanos. Sin embargo, las formas no son las correctas, porque lo hace sembrando el terror. También entiendo a Kei, que lo único que quiere es volver a tener una vida normal. Pero ha terminado tan herido que no confía en la gente, de ahí que encierre a Nakano para que no le delate.

Como siempre, nos encontramos con un manga Seinen que nos muestra un poco la reacción general de la gente ante lo extraño. Con un dibujo muy bien definido, nos encontramos con escenas realmente sangrientas, en las que los humanos mueren por todos lados y los semihumanos se matan a sí mismos para regenerarse. Algo que me ha extrañado es que he notado el dibujo de Kei un poco distinto. Buscando imágenes de los tomos anteriores, no sé si es otro tipo de dibujo o que simplemente tiene la cara más gorda jajaja.

En general, es un tomo que vuelve a coger velocidad, tras el bajón de la tercera entrega. Ya nos juntan a los dos protagonistas, Kei y Nakano, cuyas historias se cruzaban en el tomo anterior. El conflicto ya ha estallado, ahora toca ver cómo mueve ficha cada bando. Espero poder traeros la sexta entrega pronto porque me ha dejado con las ganas.


Nota: 6/6



Otros títulos:




No hay comentarios:

Publicar un comentario